Curso en Línea "Una intoducción a la carrera de Pedagogía"
  La Construcción Social del Yo
 

Teorías de la Identidad - La Construcción Social del Yo

 

Ignacio Martín Varó, acerca del conductismo social
El ser humano es el sujeto que aprende del medio en el que se encuentra. Explica cómo las normas se interiorizan en el individuo y cómo los efectos de los estímulos sociales se consolidan en disposiciones duraderas y éstas a su vez influyen en la conducta social.
Erich Fromm y las dicotomías existenciales del individuo
Da a saber que éstas dicotomías existenciales llevan al individuo a un constante desequilibrio, al intentar buscar ser feliz consigo mismo y con los demás, pero que al alcanzar su objetivo queda insatisfecho y continúa en una búsqueda interminable de diferentes variables. También comenta que el individuo tiene una necesidad religiosa que lo lleva a restaurar un estado de equilibrio entre el y la naturaleza y lo ayuda a luchar contra las dicotomías existenciales; y señala que elindividuo no necesita tanto las respuestas a éstas dicotomías sino necesita el proceso que lleva tratando de buscar respuestas a ellas. Plantea la personalidad como una arte importante de la formación del yo, y considera en su explicación el temperamento y el carácter.
Sigmund Freud  quien plantea el "radical individualismo"
Transmite que la sociedad y el individuo son producto de la biología humana (pulsiones), es decir que la norma surge desde adentro de la persona y ésta norma se repite a través de la cultura. Por ejemplo cuando un niño es maltratado por su papá o por su mamá, o es rechazado, cuando este niño crezca va a experimentar sentimientos de desconfianza hacia los demás y cuando tenga hijos va a ser violento con ellos de la misma manera que sus padres lo fueron con él.
Torregrosa señala que la identidad es identificación
Identificación desde otros, y la identidad es, con anterioridad propia del individuo, personal, una identidad para otros. Solo desde los otros se puede tener noticia inicial de quiénes somos. La realidad radical de la propia identidad personal no es el cuerpo, en el que obviamente tiene que apoyarse, sino las relaciones específicas con que se ha estado respecto de los otros. La individualidad personal y su identidad son una construcción social, una realidad social.
Blumer, toma en consideración el interaccionismo simbólico
Descansa en tres supuestos fundamentales:

     1. El primero es que los individuos se relacionan con las cosas y con ellos mismos,         de acuerdo con los significados que tienen para ellos.

    2. El segundo supuesto es el que esos significados se derivan o surgen en el proceso         de interacción social.

    3. El tercero, es que la utilización y modificación de esos significados se produce a         través de un proceso activo de interpretación de la persona al tener que vérselas         y tratar con los objetos de su entorno.

De aquí se deduce que la identidad personal surge a través de un proceso social.
Cooley, desarrolla el concepto del yo – espejo o del yo – reflejado
Refiere que el sentimiento, de autovaloración o cualquiera otra idea que tienda a formar el concepto de sí mismo, la autoidentificación o identidad personal surge a través de la captación de la imagen de uno mismo en el otro, pone de manifiesto, como el yo, deviene en objeto, para sí mismo desde otro.
Mead otorga un papel fundamental al lenguaje en la emergencia y constitución de la realidad social.
Para él la persona no sólo surge de un contexto social sino que es, en sí misma una construcción social y una estructura social. La adopción o experimentación de la actitud de otro es lo que construye la conciencia de sí. Para que la persona se constituya plenamente es necesario, además de asumir la actitud de los otros aisladamente, adoptar la actitud de la comunidad o grupo de la que forma parte como un todo. Mead no solo sitúa el campo de la identidad en el nivel de las relaciones interpersonales, sino en el de la organización social y cultura. Esta matriz sociocultural , cuya apropiación individualizada es, el otro generalizado, hace posible la comunicación simbólica y a través de ella el surgimiento de la persona. El proceso comunicativo que posibilita el surgimiento de sí mismo se instaura en la interioridad misma de la persona.
Goffman amplía la perspectiva desde el proceso de socialización primaria.
En toda situación de interacción, el individuo proyecta una definición de la misma, de la cual forma parte importante su propia autodefinición; ésta tiene que ser revalidada por los otros partícipes en la misma. El yo, tiene dos aspectos: uno como actor y otro como carácter, imagen o persona que se intenta representar, un yo – actor y un yo – actuado o representado. El primero es el que programa y prepara los detalles de la representación y el segundo el que resulta proyectado en la representación misma.


Goffman Además distingue tres niveles en el proceso de conformación y funcionamiento de la identidad estigmatizada:

     1. La identidad social: Por identidad social se entiende el carácter o rasgos atribuidos desde         indicios o señales que una sociedad emplea normalmente para establecer amplías categorías o         clases de personas.

    2. La identidad personal: Se trata de identidad personal en tanto que la identificación con los         otros, por medio de determinadas marcas o señas, sirven de referencia. La identidad personal         se apoya en el supuesto de que un individuo, puede ser distinguido de todos los demás, y de         que entorno. A todos estos medios de diferenciación puede adherirse una historia continua y         única de hechos sociales. Ambas identidades, la social y la personal, están íntimamente         entrelazadas.

    3. La identidad del Yo: La identidad del Yo hace referencia a las concepciones y valoraciones de         la propia persona sobre sí misma.

Los Roles Sociales
Goffman también realiza el análisis de los roles sociales lo cual permite una segmentación y diferenciación de los sistemas sociales en unidades o constelaciones más directamente observables que la totalidad de las que forman parte. Desde el punto de vista psicosociológico la relevancia del concepto de rol se deriva de su naturaleza relacional, del hecho de que además de constituir una unidad distinguible del sistema social tiene como contrapartida una interiorización del mismo, un rol interiorizado o una identidad o sub-identidad personal. Sirve de vehículo de inserción de la personalidad en la estructura social. Infiere que en el concepto de rol pueden ir implicados varios componentes y niveles de análisis:

     a. En tanto que la contrapartida del status o de la posición social, y, por tanto, como unidad de          la estructura sociocultural, el rol constituye una especificación de las prescripciones a las          que la conducta del ocupante de dicho status debe atenerse.

     b. Las expectativas del rol, el contenido normativo no es contemplado desde las normas que lo          conectan con la estructura sociocultural, sino desde las expectativas que los ocupantes de los          roles complementarios tienen sobre los ocupantes del rol focal.

     c. El concepto de rol desde su actuación y eventual elaboración en la interacción. En este          sentido los roles se definen como pautas de conducta reiterativas, pero que se configuran          específicamente en la interacción social concreta; subrayando su carácter procesal y          dinámico.

Así mismo, se plantea que, dentro de los círculos sociales pequeños y de larga data cada uno de los miembros llega a ser conocido por los demás como una persona única. El término único entraña ideas de importancia.

Una idea implicada en la noción de unicidad es la de una marca positiva o soporte de la identidad, como por ejemplo la imagen fotográfica que tienen los demás de un individuo o el conocimiento de su ubicación especial dentro de una determinada red de parentesco.

La segunda idea implicada en la noción de unicidad es que, la mayoría de los hechos particulares relativos a un individuo también puede aplicarse a otros, se advierte que en

ninguna otra persona en el mundo, se encuentran combinados, la totalidad de los hechos que se dan en aquella que se conoce íntimamente, este es un recurso más que permite distinguirla positivamente de cualquier otra.


Según una tercera idea lo que distingue a un individuo de todos los demás es la esencia de su ser, un aspecto general y central de su persona que lo hace enteramente diferente de quienes más se le asemejan, a pesar de la sociedad donde se encuentre

 
  Hoy habia 1 visitantes (16 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=